Seguramente, la carne que nunca prestas atención a esto a la hora de elegir

La carne es uno de los alimentos más consumidos en el mundo. Es muy fácil de encontrar, puede hallarse en carnicerías o supermercados. En todas sus presentaciones: filete, molida o entera. Lo mejor de todo es que su precio es económico, entre las principales ventajas es que este producto rinde para varias personas.

es muy fácil de comprar, sin embargo, hay que tener en cuenta una serie de consideraciones muy importantes. Muchas veces, a través de este producto se pueden contraer diversas enfermedades. Por este motivo es necesario comprar la más adecuada. Es importante que siempre te des cuenta de que tu carne esté fresca.

LEE TAMBIÉN: Eliminar acidez y gastritis para siempre en 7 días

Aquí te mostraremos cuáles son los trucos más sencillos para descubrir si vas a comprar está en buen estado o no. Cuida tu salud y la de tus seres queridos. Es importante saber elegir bien los alimentos porque así podrás ahorrar dinero y tendrás una vida más sana.

Consejos para elegir adecuadamente la carne

1. La carne no debe deshacerse en fibras.

2. La carne debe ser elástica y prácticamente seca, y no debe pegarse a las manos.

3. El color de la carne sobre el corte debe ser igual al de la superficie.

4. Si cruje cuando al cortar puede haber dentro de ella una larva de parásito.

carne

5.  no debe ser demasiado oscura o clara.

6. A la hora de escoger cerdo, hay que comprobar que la grasa no se separa de la carne. El color de la carne debe ser rosado coral.

7. Cuando eliges la carne de res, presiónala un poco. El agujerito que te salga debe desaparecer pronto. Esto indicará que la carne es fresca.

8. Las mejores partes del cordero son las con huesos. Es la carne más tierna y blanda.

9. El aroma de la carne debe ser ligera y suave, no debe haber olores de humedad. En casa, puedes picar la carne con un cuchillo precalentado. Si la carne está caducada, sentirás el olor desagradable.

10. La grasa debe ser blanca (o del color crema si se trata del cordero). La grasa amarilla es una señal de que el animal era viejo.

Compartir