Reprimir un estornudo podria ocasionar daño cerebral o infección de oidos.

Muchas personas cuando están en público, y les viene un deseo de estornudar, para no causar la bulla que ello trae, reprimen tal estornudo, es decir se aguantan. Pero este acto, puede traer consecuencias para tu salud, y no de las buenas.

Para una persona es muy difícil mantener los ojos abiertos mientras estornuda. El reflejo de cerrar los ojos tiene un objetivo: cuando el aire va desde los pulmones hasta la nariz puede aumentar la presión ocular y desplazar un poco los ojos haciéndoles daño. También es posible que los gérmenes contenidos en la saliva que sale disparada por la boca toquen el globo ocular y produzcan una infección.

Es casi imposible estornudar sin mover la cabeza hacia delante (solo sería posible si el estornudo fuera muy suave). Este movimiento ayudaría a expulsar las sustancias irritantes del aparato respiratorio.

Si tú reprimes tu estornudo, lo que logras es un aumento de la presión en la nariz y la garganta, que puede pasar a los oídos, lo que hace que en ello, circulen bacterias hacia el interior del oído y puedan llegar a infectarlo.

En muchas ocasiones estos estornudos nacen como consecuencia de alérgenos que están en el aire, como el polen o la contaminación, partículas, que al penetrar en las vías respiratorias producen inflamación y aumento de la formación de moco, pueden llegar a afectar al oído produciendo otitis.

La infección en el oído provocada por aguantarse un estornudo, reprimirlo, puede provocar mareos, alteración del equilibrio y en algunos casos, incluso la pérdida auditiva.

En saluddatos queremos entregarte la mejor información para que cuides tu salud como el mayor tesoro que tienes. Por ello encontraras remedios caseros, remedios naturales, secretos de la naturaleza para la salud, plantas medicinales y mucho mas.

Gripe-500x334

¿Es posible evitar el estornudo?

La respuesta es sí. Pero, atención, que algunos indican que esto no es bueno para nuestra salud. Impedir que salga un estornudo puede traer malas consecuencias. Hay una distinción: una cosa es reprimir el estornudo cuando aún es un deseo (cuando empieza el cosquilleo en la nariz) y otra muy diferente es impedirlo cuando ya es evidente. En este último caso, lo mejor es permitirlo.

Si no dejamos que el estornudo ya formado salga podríamos ocasionar: daños en las membranas nasales, rotura de vasos sanguíneos en los ojos, perforación de tímpanos, lesiones en la parte interna del oído, aumento de la presión arterial y debilitamiento en los vasos sanguíneos del cerebro, lo cual podria terminar en daño cerebral en algunos casos.

Igualmente, existen algunas técnicas que no son malas para tu salud y que te ayudan a prevenir el estornudo antes de que sea inminente:

1- Pellizcar la nariz.
2- Soplar con la nariz.
3- Pellizcar el labio superior.
4- Presionar los dientes delanteros con la lengua.
5- Bajar la cabeza y sacar la lengua.
6- Hacer cosquillas con la lengua en el paladar.
7- Pellizcar las manos.
8- Presionar entre los dos ojos.
9- Presionar levemente las orejas.
10- Apretar y enseñar los dientes.

Compartir