Remedios caseros para eliminar los hongos vaginales

La candidiasis puede definirse como una infección vaginal por la presencia de hongos. Aunque muchas mujeres se avergüenzan cuando la padecen, los estudios muestran que toda mujer ha tenido una infección de este tipo por lo menos una vez en el transcurso de su vida.

La candidiasis es una afección muy frecuente. Afortunadamente existen muchos remedios caseros que pueden ayudar a combatirla eficazmente. Los remedios naturales pueden llegar a ser, en ocasiones, mucho más efectivos que los fármacos. Hoy te mostraremos las 5 soluciones caseras más efectivas para resolver esta molestia desde casa.

Candidiasis: acaba con los hongos vaginales desde tu casa

LEE TAMBIEN: Esta es la razón por la que nunca debes exprimir los granos de tu piel

Aunque la candidiasis puede contraerse a cualquier edad, algunas mujeres son más propensas que otras a sufrirla. La principal causa de esta enfermedad es la presencia de una levadura llamada cándida. Este hongo, siempre está presente en ciertas cantidades en la flora vaginal, la boca y el tracto digestivo; pero cuando se prolifera puede causar molestias en la zona.

La flora vaginal colabora con la limpieza de la zona. Sin embargo, en ocasiones, el equilibrio natural de la vagina se ve afectado y entonces este hongo crece, causando infecciones.

Algunas de las razones por las que el equilibrio vaginal se pierde y que pueden generar como consecuencia una infección vaginal son: el uso de antibióticos, el sobrepeso, el embarazo, la diabetes, el uso de anticonceptivos y el uso de ropa íntima de materiales sintéticos.

A continuación, te mostraremos 5 remedios caseros que te pueden ayudar a combatir la candidiasis.

1. Infusiones

La infusión de romero es una de las soluciones más efectivas para acabar con los hongos vaginales. Puedes elaborar una infusión de esta planta colocando un poco de romero en una olla con agua. Deja hervir y una vez que repose, puedes beberla o utilizarla para limpiar tu zona íntima.

Ademas, puedes preparar una infusión de arándanos. Añade algunos arándanos en una olla con agua hirviendo y cocina hasta que estén tan blandos que se deshagan al tocarlos. Bebe dos vasos al día de esta infusión.

2. Aceites esenciales

Agrega en un tampón dos gotas de aceite esencial de té. Colócate el tampón durante dos horas. Puedes repetir este procedimiento dos veces al día. En unos pocos días desaparecerán las molestias y máximo en una semana debería estar controlada la infección.

Otra opción, es el aceite esencial de orégano. Mezcla 5 gotas de este aceite con una cucharada de aceite de oliva. Empapa un algodón con esta mezcla y aplícala en toda la zona de la vulva. Deja que el aceite actúe durante dos horas y luego enjuaga con agua y jabón neutro. Puedes repetir el procedimiento dos veces al día. En dos semanas, deberías haber controlado la infección.

3. Ajo

Como sabemos, el ajo es un poderoso antifúngico. Puedes preparar una pasta de ajo. Para ello, tritura dos dientes de ajo, agrega un poco de agua y continúa pisándolos hasta que se forme una pasta manejable. Aplica en la zona y deja actuar durante 20 minutos. Luego enjuaga con agua y jabón neutro.

4. Vinagre

En una bañera llena de agua tibia, agrega dos tazas de vinagre de sidra de manzana orgánico y sumerge tu cuerpo en esta mezcla durante veinte minutos. Luego realiza tu aseo normal.

5. Caléndula

Tritura algunas hojas de caléndula y colócalas en tu zona íntima. Deja actuar durante 15 minutos y luego enjuaga con abundante agua y jabón neutro.

Compartir