no ignores estos signos, tu hígado podría estar en peligro

Actualmente se conocen cientos de enfermedades al hígado y los síntomas pueden variar dependiendo de si un paciente tiene hepatitis, enfermedad hepática alcohólica o cirrosis por ejemplo.

Además, los síntomas no son siempre obvios en la fase inicial de la enfermedad. Los síntomas pueden ser leves y no específicos por ejemplo una pérdida del apetito, fatiga, malestar general, náusea y el vómito o pérdida de peso. Tales síntomas se pueden pasar por alto fácilmente en un paciente con enfermedad de la fase inicial.

A medida que progresa la enfermedad, sin embargo, algunas de las características clínicas que pueden manifestarse incluyen:

MIRA TAMBIEN: ¿Cómo Vencer a Las Venas varicosas?

Hematomas
El Daño hepático puede prevenir la producción de las proteínas requeridas para la coagulación de la sangre, lo que puede llevar a una tendencia creciente a magullarse o a la aparición de hematomas.

Si te gusta el contenido e información de adelgazar y salud únete a este grupo “Adelgaza y Vive Saludablemente” puedes buscarlo así y unirte para mas contenido y dinámicas. Pérdida de apetito
La pérdida del apetito es uno de los primeros síntomas que aparecen. Las personas que sufren de daños al hígado, puede que sientan que no quieren comer nada.

Es necesario saber que la bilis ayuda a descomponer químicamente las grasas para que puedan ser digeridas. El problema surge cuando la comida no es digerida apropiadamente, lo cual da como resultado la falta de apetito e incluso una pérdida de peso severa. Las personas que no comen se sentirán débiles y cansadas todo el tiempo.
Piel amarilla
No sólo la piel se torna amarilla, sino que también la lengua, los ojos, las uñas y yemas de los dedos. Este fenómeno es llamado ictericia y es causada cuando el hígado no está trabajando apropiadamente, y en vez de deshacerse de la bilirrubina (un pigmento amarillo) junto con las células antiguas de glóbulos rojos, la acumula en la sangre y los tejidos del cuerpo.

La bilirrubina se acumula en el torrente sanguíneo y luego en la piel, por lo tanto, adopta un tono amarillento. Visita al doctor si notas que las áreas mencionadas se tornan amarillentas.

Cambios en el color de la orina
Si te das cuenta de que la orina toma un color más oscuro de lo normal, así como anaranjada, ámbar o café, puede ser un signo de daños en el hígado.

Sin embargo, la orina oscura puede ser causada por otros varios factores, como efectos secundarios de antibióticos, una infección al tracto urinario, tomar suplementos de vitamina B, deficiencias enzimáticas, deshidratación y problemas a los riñones.

Cuando el hígado no es capaz de eliminar bilirrubina a través de los riñones, el color de la orina cambia.

higado-

Consulta inmediatamente a un doctor si notas que la apariencia de tu orina se vuelve oscura.

Cambios en el área abdominal
Otro signo de daños al hígado es cuando sientes cambios en el abdomen, por ejemplo, hinchazón. Médicamente, estos síntomas se relacionan con un problema llamado “ascitis”.

La ascitis es una acumulación de fluido en la cavidad abdominal, la cual sucede debido a una enfermedad avanzada del hígado o cirrosis. También puede ser causada por otros desórdenes que no corresponden al hígado.

Si sientes algunos cambios en el abdomen, lo mejor que puedes hacer es consultar al doctor.

Compartir