¡Este té expulsa por completo las flemas de los pulmones

Hoy en día son más las personas que sufren de enfermedades respiratorias, como lo es el asma. Muchas de las personas que padecen enfermedades respiratorio, o gripe, de inmediato sus médicos le recetan jarabe para la tos como es de costumbre.

Pero el jarabe para la tos trae consigo algunos inconvenientes extras para tu salud, como lo son:

Mareos
Vómitos
Sueño y fatiga
Náuseas
Irritación
Erupción
Dificultades para respirar
Hinchazón

LEE TAMBIEN: No más fijador, aquí está tu gel 100% natural
Para el asma, la bronquitis o alguna otra condición respiratoria crónica, es usual que nuestro médico nos recete corticosteroides, los cuales suelen venir en forma de inhalador.

En el siguiente articulo te hablaremos como de manera natural podemos tratar el asma, expulsar las flemas y combatir cualquier tipo de padecimiento respiratorio. Mira el poderoso remedio para el asma y la congestión que te enseñaremos a preparar a continuación.

Esta elaborado a base de la planta de gordolobo. Esta infusión es espectacular como remedio para el asma y al momento de tratar cualquier tipo de alergia, congestión o padecimiento respiratorio.

Esta hierba ha sido utilizada en la medicina natural, para tratar diversas enfermedades y padecimientos de índole respiratorio, como lo son los catarros, congestiones o afecciones pulmonares.

El gordolobo contiene compuestos orgánicos de alta relevancia, como lo son lassaponinas, las cuales actúan como expectorante natural y ayudan a eliminar la mucosidad y las flemas acumuladas en el tracto pulmonar, lo que hace que esta planta alivie de gran manera todo tipo de padecimientos respiratorios

¡ESTE TÉ EXPULSA POR COMPLETO LAS FLEMAS DE LOS PULMONES Y CURA EL ASMA DE MANERA SORPRENDENTE!

Ingredientes:

Una y 1/2 taza de agua
2 cucharadas de hojas de gordolobo
Una cucharada de menta seca
Una o 2 cucharaditas de miel
Procedimiento:

Pon el agua a hervir, y luego añade las hojas de gordolobo y la menta, asegurándote siempre de que las hierbas permanezcan bien mojadas debajo del agua.

Deja reposar el té durante unos 15 minutos, y luego agrégale la miel, si te sabe muy amargo.

Compartir