Ejercicios para tonificar los brazos

Los brazos son una parte del cuerpo a la que muchas personas prestan poca atención, aunque estos nos resultan tremendamente útiles a la hora de desempeñar nuestras labores diarias y cotidianas, pues cuentan con gran movilidad en varias direcciones. Sus articulaciones son bastante dinámicas, permitiéndole a la extremidad realizar movimientos de alta complejidad. Cuentan con características como la capacidad de rotar nuestros hombros, codos y muñecas en movimientos circulares. De la misma manera, las manos juegan un papel indispensable en nuestra vida, ya que el pulgar permite agarrar objetos al realizar el efecto de “pinza” cuando se une con el resto de la mano.

Flacidez-en-los-brazos-500x282

Los músculos de brazos y antebrazos son bastante fáciles de fortalecer, es cuestión de entrenamiento continuo acompañado por el uso de peso, lo cual facilitará el proceso de reafirmamiento de las capas microfibrosas que componen el músculo.

El no tener acceso a un centro de acondicionamiento especializado no debe convertirse en una excusa para lucir los brazos que tanto desea, pues muchas de las rutinas para su fortalecimiento pueden realizarse en casa sin ninguna dificultad; la falta de mancuernas puede reemplazarse con objetos de relativo peso, entre 5 y 8 kilos que serán ideales para comenzar nuestra rutina de trabajo. Sin embargo, si tenemos la posibilidad de ingresar a un Gimnasio debemos considerarlo como una buena alternativa, pues este cuenta con entrenadores especializados que te brindarán la mejor asesoría y pulirán tu técnica en los movimientos.

Es sumamente importante adquirir una posición donde la espalda se encuentre recta, pues esto minimiza el riesgo de lesiones óseas y musculares que puedan resultar perjudiciales para el correcto desempeño durante la actividad.

Los bíceps y tríceps

Nuestros brazos están compuestos por un grupo de músculos denominado bíceps y  tríceps. Estas zonas musculares responden fácil y notoriamente ante la actividad, estos pueden llegar a verse mucho más grandes incluso después de realizar el ejercicio por primera vez, ya que son tejidos susceptibles al microdesgarro muscular gracias a su tamaño en relación con el cuerpo.

Ejercicios para bíceps

• Tan sólo necesitaremos una silla de altura mediana para realizar el popular concentrado, este consta de un movimiento desplazando el brazo de arriba hacia abajo sosteniendo el peso con la mano; el codo debe estar firmemente apoyado sobre una superficie que le proporcione estabilidad, por ejemplo, el brazo puede descansar apoyándose sobre una de las piernas. Para realizar correctamente el movimiento debemos flexionar y extender la extremidad en su totalidad para trabajar de manera correcta y eficiente.

• Para el siguiente ejercicio debemos ponernos de pie con los brazos totalmente extendidos hacia los lados de la cabeza. Procederemos a realizar una flexión de tal manera en que los brazos suban y las manos se dirijan cerca a los hombros. Este movimiento estimulará el aumento significativo de la masa muscular, siendo el más efectivo en el fortalecimiento de esta zona.

• Las flexiones de pecho son un efectivo método para incrementar la resistencia muscular de los brazos, ya que se trabaja con autocarga, es decir, con el peso propio de la persona, este tipo de ejercicios acondiciona a los músculos para ser ligeros y rápidos, ideal para deportistas que necesitan explosión y potencia acompañada de técnica en los movimientos.

Ejercicios para tríceps

• Cabe resaltar la función de las flexiones para esta región del cuerpo, este ejercicio también tonifica y aporta volumen al músculo tríceps fundamental para brindar fuerza en el empuje, por lo cual deportistas como jugadores de Fútbol Americano poseen tríceps desarrollados y fuertes.

• El ejercicio denominado Copa es bastante sencillo de realizar, además de ser muy beneficioso. Todo consta en tomar la pesa u objeto que representa carga y levantarlo con ambas manos sobre la cabeza, manteniendo los codos hacia atrás, pues estos deben permanecer estáticos durante el movimiento, los antebrazos deben subir y bajar sosteniendo el peso. La copa es una actividad que sin duda alguna mejorará el aspecto de nuestros brazos potenciando además la fuerza existente en ellos.

• Los dippings o fondos son muy usados en el entrenamiento de brazos y espalda, este ejercicio consta en sostener el peso sobre un banco apoyándose en las manos. Posteriormente procedemos a semiflexionar las rodillas y ubicarnos de tal manera que tan sólo nuestras extremidades superiores soporten el peso. Al adquirir la postura adecuada debemos bajar y subir controladamente para que la trayectoria del movimiento y la estimulación del músculo sea la indicada.

Es importante el balanceo y total cuidado de las calorías ingeridas a diario, una dieta saludable acompañada de una abundante hidratación siempre acelerará el proceso. Factores decisivos como la falta de sueño y el estrés deben evitarse al máximo, pues con el tiempo tienden a deteriorar la salud física del cuerpo.

Compartir