Calabaza y leche: Mezcla estos 2 ingredientes y tu cuerpo te lo agradecerá

Hoy quiero compartir con ustedes una receta que muchos han de conocer, es fácil de preparar, de buen sabor y te aportará grandes beneficios.

La calabaza o auyama es tan saludable para tu cuerpo, que, seguro te sorprenderá saber cuáles son sus principales aportes para tu organismo, entre ellos:

Pérdida de peso.

Las calabazas son ricas en fibra, lo que disminuye el ritmo de la digestión. “Las calabazas hacen que te sientas satisfecho por más tiempo”

Visión más aguda.

El fuerte color naranja de las calabazas proviene de su riqueza de beta-caroteno, que se convierte en vitamina A en el cuerpo. La vitamina A es esencial para la salud de los ojos, y ayuda a que la retina absorba y procese la luz. Una sola taza de calabaza contiene más del 200% de la ingesta diaria de vitamina A

Mejor inmunidad.

¿Buscas una manera de protegerte de las enfermedades y mejorar tu sistema inmune? Prueba la calabaza. La gran cantidad de vitamina A que la fruta provee ayuda a tu cuerpo a combatir infecciones, virus y enfermedades infecciosas.

Piel más joven.

Seguro, comer calabazas podría ayudarte a que te veas más joven (el beta-caroteno de la calabaza nos protege de los rayos UV del sol que causan arrugas), pero la pulpa también es una excelente mascarilla facial completamente natural que exfolia y suaviza.

Menor riesgo de cáncer.

El beta-caroteno es bueno para tus ojos y tu piel, pero ¿sabes qué otro beneficio tiene? Combate el cáncer. Investigaciones muestran que las personas que tienen una dieta alta en beta-caroteno pueden tener un menor riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, entre ellos el cáncer de próstata y cáncer de pulmón.

Puede ayudar a tratar la diabetes

En experimentos científicos se ha demostrado que la calabaza reduce los niveles de glucosa en la sangre, mejora la tolerancia a la glucosa y aumenta la cantidad de insulina que el cuerpo produce.

Receta de calabaza en leche:

Lo único que necesitas es:

3 tazas de agua.

Una calabaza, o si prefieres, la mitad.

Dependiendo de la cantidad que vas a necesitar, uno o 2 litros de leche.

Canela y azúcar al gusto.

Preparación:

Lava y corta en pedazos la calabaza.

-En una olla, agrega el agua, el azúcar y después la calabaza.

-Déjalo a fuego lento por unos minutos, hasta que la calabaza este a término medio de cocción.

-Después, agrega la leche y la canela.

Esta receta es muy fácil de preparar, y lo mejor, tu cuerpo te lo agradecerá.

Espero que esta información haya sido de tu agrado, déjanos tu comentario.

Compartir