4 hierbas para combatir el dolor generado por artritis

La artritis es una molesta enfermedad que ocasiona mucho dolor y una inflamación en la zona donde se unen los huesos, es decir, en las articulaciones. Este problema de salud causa muchos dolores y falta de movimiento a quienes lo sufren y condiciona en gran medida su calidad de vida ya que evita muchas actividades diarias.

En Hogar con Salud te damos a conocer algunas plantas o hiervas medicinales que, gracias a sus propiedades curativas, reducen la inflamación y el dolor que causa la artritis.

¿Por qué duele?
La artritis es una enfermedad que puede llegar a ser muy dolorosa y obligar a quienes la sufren a tener que recurrir a una fuerte medicación.

El dolor que se siente surge como consecuencia de la inflamación y la rigidez que provocan los dos huesos que se rozan por la desaparición gradual del cartílago.

Cuando el cartílago es normal, su función es la de proteger la articulación, permitir un movimiento suave y amortiguar la presión y los impactos causados por el movimiento.

Además del dolor y la inflamación, la artritis también limita la capacidad de movimiento, causa rigidez y, en algunos casos, puede incluso provocar un enrojecimiento de la piel.

Artritis1-500x349

Remedios naturales para el dolor

Las personas que empiezan a sufrir una artritis leve o bien quienes no encuentran alivio en la medicación, pueden recurrir a algunas hierbas medicinales que tienen propiedades antiinflamatorias y analgésicas, las cuales reducen la inflamación y el dolor.

El tratamiento será mucho más efectivo si lo acompañamos de otros cambios en nuestro estilo de vida:

– Ejercicio físico adaptado a nuestra situación.
– Alimentación equilibrada y alcalinizante.
– Aplicación de frío o calor, de barro o de cataplasmas antiinflamatorios.
– Masajes y otras terapias manuales.

A continuación, destacamos cuatro remedios para combatir el dolor de la artritis. Deberemos tomar dos o tres tazas al día durante, al menos, tres meses.

Realizaremos este tratamiento siempre bajo supervisión médica, en especial si ya estamos tomando medicación.

Zarzaparrilla

La zarzaparrilla es un excelente diurético gracias a su contenido en saponinas. La eliminación de líquidos mejora los síntomas de las enfermedades reumáticas al ayudar a eliminar las acumulaciones serosas en las articulaciones.

Como consecuencia también mejora la movilidad y se reduce el dolor.

Además, esta planta tiene las siguientes propiedades:

– Ayuda a controlar el peso.
– Depura toxinas y limpia la sangre.
– Trata las enfermedades de la piel.
– Reduce los niveles de colesterol elevados.
– Alivia las enfermedades respiratorias.

Té verde

Esta bebida tradicional en muchos países y cada vez más popular en todo el mundo es rica en antioxidantes y flavonoides, los cuales ayudan a reducir la inflamación.

Además, el té verde es un potente anticancerígeno, por lo que podemos tomarlo cada día como prevención.

Recomendamos tomarlo fuera de las comidas, especialmente si sufrimos anemia, ya que dificulta la asimilación del hierro que contienen los alimentos.

También deberíamos elegir un té verde de calidad, a ser posible ecológico.

Cola de Caballo

La cola de caballo es una planta que combina dos propiedades excelentes para tratar la artritis.

Por un lado, tiene virtudes diuréticas que eliminan el exceso de líquido relacionado con la inflamación y, por el otro, es un gran remineralizante, lo cual contribuye a prevenir la degeneración del cartílago.

Destaca por su alto contenido en silicio, un mineral que interviene en la formación del colágeno y que, en el caso de esta planta, se presenta con un nivel de biodisponibilidad ideal para el organismo. También es rica en potasio y magnesio.

La cola de caballo es una planta silvestre, de modo que la podemos encontrar fresca cerca de zonas con agua.

Cúrcuma

La cúrcuma es conocida como especia culinaria. No obstante, es uno de los remedios más medicinales que existen.

Tiene propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antidepresivas y, sobre todo, es uno de los alimentos más antiinflamatorios.

Su componente curcumina es altamente antiinflamatorio, por lo que es ideal para tratar la artritis y todo tipo de dolores, reumatismo, fibromialgia o fatiga crónica, etc.

La podemos tomar como infusión o bien añadirla a nuestros platos.

En este caso debemos saber que la cúrcuma da un poco de sabor y bastante color amarillo a las recetas, pero la podemos incluir tranquilamente a todo tipo de sopas, cremas, guisos, arroces, pasta o salsas. Asimismo, también la podemos añadir en recetas dulces y postres como pasteles, batidos, flanes, natillas, etc.

Compartir