3 remedios caseros para eliminar el hormigueo en brazos y piernas

El hormigueo es una sensación anormal de adormecimiento que puede aparecer en cualquier parte de nuestro cuerpo y comúnmente en brazos y piernas producido por nuestro sistema nervioso central.

Esta sensación recibe el nombre de parestesia y se siente hormigueo, pérdida de sensibilidad, entumecimiento, ardor, pérdida de las sensaciones o adormecimiento y se debe a que mantenemos una misma postura por un rato afectando habitualmente las extremidades.

Esta afección ocurre por una mala circulación de nuestra sangre y por lo tanto quedan como muertas algunas partes del organismo. Se recomienda entonces tener una buena alimentación, consumiendo alimentos ricos en vitamina C, canela que contiene vitamina A, del complejo B, magnesio y zinc.

Causas que provocan este hormigueo o adormecimie
nto:

Mantenerse en una misma postura.

Falta de riego sanguíneo.

Falta de minerales como magnesio, calcio, potasio y sodio.

Personas aquejadas con arterosclerosis.

Personas con hernias discales.

Personas con diabetes.

Personas con hipotiroidismo.

Personas con esclerosis múltiple.

Carencia de vitamina B12.

Fatiga o agotamiento nervioso.

Intoxicación de los nervios con sustancias como alcohol, tabaco, etc.

Este hormigueo puede ser causa de una mala circulación sanguínea, por lo tanto se debe controlar la ingestión de grasas y los niveles de colesterol.

33kf503

Recomendaciones:

Practicar deportes para mantener la circulación en buen estado y así evitar esos hormigueos.

Tener una buena alimentación.

Dormir bien.

Remedios naturales para los hormigueos:

Cúrcuma: Poner una cucharadita de cúrcuma en polvo en una taza de leche, calentar a fuego lento, luego añadir un poco de miel y beberlo una vez al día para ayudar a la circulación.

Cúrcuma para masajear: Hacer una pasta con cúrcuma y agua, luego masajear brazos o piernas por unos minutos.

Aloe vera: Aplicar el jugo de aloe vera fresco en las partes afectadas, también tomar tres cucharadas de este jugo lejos de las comidas.

Ajo: Comer dientes de ajo en ayunas o añadir a las comidas.

Agua mineral: Consumir un litro de agua mineral en ayunas tomando vaso a vaso lentamente, esto ayuda a la circulación.

Canela: En un vaso de agua tibia, mezclar una cucharada de canela en polvo. Beberlo una vez al día.

También mezclar una cucharadita de canela en polvo con una cucharadita de miel. Beber por las mañanas por una semana. La canela es un poderoso anticoagulante y circulatorio sanguíneo, ayuda a los hormigueos de las extremidades.

Compresas caliente: Poner un paño de agua tibia y escurrirlo, colocar en la zona afectada por unos cinco a siete minutos. Repetir varias veces hasta que el hormigueo pase.

Masaje: Poner un poco de aceite de oliva caliente, de coco o aceite de mostaza en la palma de la mano y aplicarlo en la zona. Masajear circularmente con los dedos durante cinco minutos. Repetir según necesidad.

Ejercicios: Hacer ejercicios simples de pies y manos durante 15 minutos al día por las mañanas y durante el día, ejercitar manos, muñecas, brazos y piernas haciendo estiramientos.

Hacer ejercicios aeróbicos por 30 minutos cinco días a la semana.

Andar en bicicleta.

Trotar o nadar.

Precaución: Evitar aquellos ejercicios de alto impacto, en caso de adormecimiento en los pies y dedos.

Compartir